Estufas de gas – La mejor selección del 2024

Una de las opciones más valoradas a la hora de mantener una temperatura agradable dentro del hogar son las estufas de gas que, además de ofrecer muy buenos resultados, a menudo son una opción bastante más barata que otras formas de calefacción como los radiadores eléctricos o la calefacción central.

Las mejores estufas de gas del 2024

Aquí puedes ver una selección de las mejores estufas de gas que hemos encontrado para facilitarte la búsqueda.

Si antes de comprar necesitas ayuda para saber en qué aspectos deberías fijarte a la hora de escoger la estufa de gas más adecuada para tus necesidades échale un vistazo a nuestra guía de compra:

Ver guía de compra
Ver guía

    ¿Quién invento la estufa de gas?

    La primera estufa de gas de la que se tiene constancia fue desarrollada por Zachaus Winzler en el año 1802, pero tanto esta como posteriores intentos no tuvieron demasiada aceptación en la época.

    La primera patente de una estufa de gas consta en 1826 a nombre de James Sharp, Northampton (Inglaterra), quien posteriormente, en 1836, abrió una fábrica de estas.

    Su comercialización empezó en 1828 a manos de la firma Smith & Philips.

    El chef Alexis Soyer del Reform Club de Londres fue una persona relevante a la hora de dar a conocer esta nueva tecnología reconvirtiendo su cocina en 1841 para consumir gas canalizado argumentando que las cocinas de gas eran más económicas que el resto al poder cerrar el suministro en el momento de no necesitarla.

    En 1851 fue presentada una cocina de gas en la feria mundial de Londres aunque no se extendió su uso al gran público de Inglaterra hasta la década de 1880.

    A partir de ese momento se creó una extensa red de gaseoductos por todo el país, llegando a los hogares, haciendo que esta energía fuera relativamente barata de usar.

    Estufas de gas - La mejor selección del 2021
    Antigua estufa a gas.

    La estufas de gas aún tardaron un tiempo en generalizarse en el resto del mundo, no llegando a Europa y Estados unidos hasta principios del siglo XX.

    Las primeras estufas de gas eran grande y difíciles de manejar, pero pronto se redujo su tamaño y se incorporó un horno para que fueran más prácticas y encajaran más fácilmente en las cocinas.

    Inicialmente, eran fabricadas en metal sin pintar, sin embargo, para facilitar el proceso de limpieza se empezaron a esmaltar a partir de 1910.

    Como funciona una estufa de gas

    Las estufas de gas son una excelente fuente de calor a la hora de calentarnos cuando llega el frio.

    Estas funcionan quemando el combustible, una mezcla de butano / propano, que se encuentra en una bombona conectada al quemador unido a esta mediante un tubo de caucho unido a un regulador o válvula.

    Estufas de gas - La mejor selección del 2021
    Estufa de gas de exterior

    La quema del combustible se realiza junto con el oxigeno del ambiente implicando entonces una disminución del mismo en la estancia donde se encuentre la estufa de gas.

    En el proceso de combustión se desprende vapor de agua y CO2 (dióxido de carbono).

    Cuando la combustión es correcta se produce una llama de color azul, en cambio, si la combustión no se hace de la forma correcta en lugar de dióxido de carbono se desprende CO (monóxido de carbono), el cual puede ser letal si se respira una cantidad importante, ya que este bloquea la función de la hemoglobina adhiriéndose a esta de forma permanente e impidiendo que los glóbulos rojos puedan transportar el oxigeno a las células.

    Las estufas de butano es una fuente barata de calor respecto a otras fuentes como calefacción eléctrica o incluso calefacción centralizado pero hay que conocer todas las particularidades de este tipo de estufas antes de decidirnos por una de ellas.

    Tipos de estufas de gas butano

    Las estufas de gas se agrupan según la forma que tiene de quemar el combustible.
    En función del tipo serán más o menos capaces de llegar a temperaturas elevadas.

    Estufas de gas catalíticas

    Este tipo de estufas disponen de un material esponjoso a trabes del cual pasa el gas que será quemado.

    La combustión se realiza a menos temperatura repartiéndose de manera más uniforme, por lo tanto, la emisión de calor se realiza casi en su totalidad por convección siendo poco el calor emitido por radiación.

    El riesgo de quemadura es menor, que en otros tipos de estufas de gas, al alcanzar temperaturas menos elevadas.

    Estufas de gas - La mejor selección del 2021
    Estufa de gas catalítica

    Estufas de gas por infrarrojos

    Las estufas de gas por infrarrojos funcionan expulsando el gas a trabes de unas rejillas situadas en paneles de cerámica que al calentarse se tornan de color anaranjado.

    Estas estufas pueden alcanzar altas temperaturas emitiendo la mayoría del calor por radiación.
    Debido a las altas temperaturas que pueden alcanzar se debe ir con cuidado, ya que el riesgo de quemadura es mayor.

    Estufas de gas - La mejor selección del 2021
    Estufa de gas por infrarrojos

    Estufas de gas de llama azul

    Estas estufas queman directamente el gas en el quemador tomando un color azul.

    Este tipo de estufas también pueden alcanzar altas temperaturas emitiendo el calor en su mayor parte por radiación.

    Son más fáciles de mantener que las catalíticas y más estéticas que las de infrarrojos que tienen un aspecto más anticuado.

    Este tipo de estufas, al consumir el oxígeno del lugar, no son recomendables para estudios de tan solo 20 m² o menos.

    En caso de que la estancia o casa disponga de 40 m² o más su uso es totalmente recomendable sin entrañar riesgos.

    Estufas de gas - La mejor selección del 2021
    Estufa de gas de llama azul

    Ventajas y desventajas de las estufas de gas

    Ventajas:

    • Ofrecen mayor capacidad de calentamiento que las estufas eléctricas ofreciendo entre 3000 y 4500 W.
    • El coste de mantenimiento es menor, ya que el combustible usado es más barato que el coste de la electricidad.

    Desventajas:

    • El coste de adquisición es más elevado que el de una estufa eléctrica.
    • Cuando se termina el gas se tiene que cambiar la bombona que puede ser pesada y de la que debemos disponer de recambio si no queremos quedarnos sin suministro.

    ¿Son seguras las estufas de gas?

    Las estufas de gas producen cierta preocupación entre sus usuarios por accidentes ocurridos en el pasado u ocasionados por estufas de fabricación antigua.

    En la actualidad y debido a la importancia que se le ha dado a mejorar la seguridad en este tipo de estufas no debemos tener miedo de adquirir una.

    Con la intención de convertir este tipo de estufas en una opción segura, la unión europea impone una serie de sistemas de seguridad que deben incorporar las estufas de gas para poder ser fabricadas y vendidas en su territorio.

    Entre estas medidas encontraremos:

    • Sistemas de seguridad que impiden que la estufa funcione si existe algún problema en la misma.
    • Desconexión del gas si se detecta alguna fuga.
    • Apagado automático si se detecta contaminación en el ambiente, ya sea por falta de oxígeno o por niveles elevados de monóxido de carbono.

    Además, como mejor opción encontramos las estufas de gas de lama azul perfectamente recomendables para estancias de como mínimo 40 m².

    Otra mejora que se ha incorporado a este tipo de estufas es la inexistencia de olor debido a una mejor combustión.

    Precauciones a la hora de usar una estufa de gas

    • Debemos fijarnos que la llama en el quemador sea de color azul en su totalidad sin zonas amarillentas ni producción de chispas que indicarían una mala combustión con la consecuente liberación de monóxido de carbono.
    • La estufa de gas se debe usar en un lugar bien ventilado, nunca en espacios pequeños y cerrados.
    • Nunca debemos irnos a dormir con una estufa de gas encendida.
    • Debemos evitar colocar la estufa cerca de materiales inflamables como cortinas o papel pintado.
    • No debemos mantener la estufa encendida por mucho tiempo seguida.

    Debemos saber que el uso de una estufa de gas aumenta la humedad relativa de la habitación y disminu‏ye la cantidad de oxígeno en la misma.

    Hay personas que pueden ser sensibles a esto, pudiendo sentir dolor de cabeza, así que esto deberá ser un factor a tener en cuenta a la hora de decidirnos a comprar o no una estufa de gas.

    Por el mencionado descenso del nivel de oxígeno es recomendable que la estufa se utilice en espacios bien ventilados, dejando las puertas abiertas en todo momento.

    Es bueno saber que la mezcla de gas usado como combustible es más pesado que el aire, por lo que en caso de fuga o mala combustión, este se acumulara en la parte baja de la habitación por lo que es recomendable disponer de rejillas a nivel del suelo para su evacuación.

    Si detecta que hay una fuga o existe una acumulación gas no encienda ningún aparato eléctrico, ni siquiera active el interruptor de la luz y abra inmediatamente puertas y ventanas para que se ventile la habitación.

    Características para escoger una estufa de gas

    Aquí te mostramos una serie de factores a tener en cuentas para ayudarte a decidir que tipo de estufa de gas se adapta mejor a tus necesidades.

    Tamaño y características de la habitaciónEste tipo de estufas no son recomendadas para ser usadas en estancias de 20 m² o menos siendo recomendables a partir de 40 m². Además, la habitación donde vaya a ser utilizada debería disponer de una buena ventilación para evitar posible acumulación de gas o contaminación del ambiente (muy difícil actualmente con los dispositivos de seguridad).
    Tipo de gasTipo de gas Existen dos grades tipos de gas que suelen quemar esta estufas: butano o propano aunque un gran número de estufas permiten quemar ambos gases.
    Potencia calóricaEn función del tamaño de la habitación, del nivel de aislamiento de la misma (ventanas con doble cristal) o el frío que hace en la zona necesitaremos una estufa más o menos potente habiendo estufas desde 3000 W a 4500 W.
    Tipo de estufaTenemos los varios tipos entre los que se encuentran como más extendidas las catalíticas, de infrarrojos o de llama azul. Según la potencia que necesitemos para calentar la habitación puede ser de un tipo u otro.
    Uso que le queremos darPodemos querer la estufa ya sea para ser usada en interior, para ser usada en exterior o para ambos casos. También existe la posibilidad de que la queramos que sea fácilmente transportable para ser utilizada en salidas de acampada.
    Sistemas de seguridad incorporadosActualmente la mayoría de estufas de gas para no decir todas incorporan todo tipo de sistemas de seguridad entre los que podemos encontrar la desconexión del gas en caso de contaminación del ambiente como la desconexión en caso de detección de cualquier fallo en los elementos del sistema de suministro del gas y quemado. En el caso de estufas muy verticales podemos encontrar sistemas de desconexión al alcanzar ciertos grados de inclinación como en el caso de caída.

    ¿No terminas de decidirte?

    Si aún no tienes clara la elección puedes revisar otros tipos de calentadores y ver si se ajustan mejor a tus necesidades o por el contrario, terminas de convencerte de que una estufa de gas es la mejor opción para ti.

    Si lo que buscas es calentar rápido necesitas un calefactor de aire.

    Si lo que buscas es calentar rápido necesitas un calefactor de aire.

    Paneles calefactores de pared para ahorrar espacio sin renunciar al confort.

    Paneles calefactores de pared para ahorrar espacio sin renunciar al confort.

    Radiadores de aceite para mantener caliente el ambiente por más tiempo.

    Radiadores de aceite para mantener caliente el ambiente por más tiempo.

    Estufas de pellets para una climatización eficiente y ecológica.

    Estufas de pellets para una climatización eficiente y ecológica.

    Calefactores infrarrojos para espacio pequeños.

    Calefactores infrarrojos para espacio pequeños.

    Radiadores eléctricos para calentar cualquier espacio de tu casa.

    Radiadores eléctricos para calentar cualquier espacio de tu casa.

    Calefactores de pared para el baño.

    Calefactores de pared para el baño.

    Radiadores de grafeno para un mayor ahorro.

    Radiadores de grafeno para un mayor ahorro.

    Radiadores toalleros para tener siempre las toallas secas y calientes.

    Radiadores toalleros para tener siempre las toallas secas y calientes.

    Chimeneas eléctricas para dar un toque de calidez a tu hogar.

    Chimeneas eléctricas para dar un toque de calidez a tu hogar.

    Estufas de leña para un ambiente cálido y acogedor.

    Estufas de leña para un ambiente cálido y acogedor.

    Alfombras térmicas para el conford desde el suelo

    Alfombras térmicas para el conford desde el suelo

    0 0 votes
    Article Rating
    Subscribe
    Notify of
    guest
    0 Comments
    Inline Feedbacks
    View all comments
    0
    Would love your thoughts, please comment.x
    ()
    x